Daniel Ortega quiere instaurar una dinastía autoritaria junto a su mujer en Nicaragua

04.08.2016
Artículo publicado en ABC

El presidente propone a su esposa como vicepresidenta tras eliminar a la oposición

El actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dio un paso más para consagrar su autoritario poder en el país al nombrar como candidata a vicepresidenta a su mujer y actual Primera Dama, Rosario Murillo, para las próximas elecciones presidenciales del 6 de noviembre. El líder del bolivariano Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se presentará con Murillo a sus séptimas elecciones consecutivas a presidente, con la vía libre tras maniobrar para desposeer de sus escaños a la oposición.

La Primera Dama busca así ampliar su ya extenso poder, con el que controla actualmente el día a día en la administración pública y es consultada en prácticamente todas las decisiones que toma su esposo. Murillo, activista, escritora y poeta y pareja de Ortega desde 1978, ha dirigido desde entonces varias organizaciones sindicales y ha sido diputada y ministra de Cultura y Educación.

El diputado del FSLN, Edwin Castro, oficializó la candidatura conjunta bajo el nombre «Alianza Unida, Nicaragua Triunfa», encabezada por el FSLN junto con el apoyo de pequeños partidos políticos ante el Consejo Supremo Electoral tras varios meses de intenso rumores. Al evento no se le permitió el acceso a varios medios internacionales y nacionales como viendo siendo habitual en la política del izquierdista Ortega.

Sin rivales

El tándem Ortega-Murillo renovará su poder con casi total seguridad al ser la única candidatura conocida y con apoyo institucional en el país tras las maniobras gubernamentales para acabar con la oposición. A principios de junio Ortega utilizó su poder sobre el Tribunal Electoral y la Corte Suprema para despojar al reconocido líder opositor, Eduardo Montealegre, de la representación legal de su partido, el Partido Liberal Independiente (PLI), e impedirle acudir a las elecciones. Tras ello nombró a un desconocido, Pedro Reyes, como nuevo líder del PLI, el cual inició el proceso para destituir a sus diputadostras negarse estos a reconocerle como su nuevo dirigente y acusarle de apoyar a Ortega. La destitución de los 28 diputados de la oposición fue oficial el pasado viernes y deja así a el FSLN con todo el control de la Asamblea Nacional.

Unas elecciones que la oposición ha considerado como una «farsa» tras impedir Ortega la participación del PLI y anunciar durante el congreso nacional de su partido la anulación de la observación electoral tanto internacional como nacional, por más que figure como un derecho en la ley electoral de Nicaragua.

Cuarto mandato

A sus 70 años Ortega busca su cuarto mandato, el tercero consecutivo, tras gobernar ya 14 años en Nicaragua, entre 1985 y 1990 y desde 2007 hasta la actualidad. Entonces regresó al poder tras pactar bajar el porcentaje de apoyo para ser presidente del 45% al 35% con el expresidente Arnoldo Alemány revalidó su poder tras sortear un nuevo impedimento constitucional que no le permitía presentarse a su tercer mandato.

Con este movimiento Ortega busca concentrar el poder de Nicaragua en su familia y asegurarse un relevo cuando él envejezca y deje la presidencia. Una dinastía para la que ya ha preparado a sus hijos también. El mayor de ambos, Laureano Facundo Ortega Murillo, de 32 años, ha sido uno de los hombres clave en las negociaciones con la empresa HDNK del poderoso empresario chino Wang Ying para la construcción del deseado Canal Interoceánico y es considerado ya como el sucesor del actual presidente.

Pero no es sólo el hijo mayor. Ortega ha ido colocando al resto de sus vástagos en posiciones de importancia en medios de comunicación para asegurar que se transmita la versión oficialista. Su hija Camila dirige el Canal 13 de televisión, en el cual trabaja también su hija Luciana. Su hijo Daniel Edmundo es el director del Canal 4, su hijo Juan Carlos dirige el Canal 8, y su hijo Maurice lleva las riendas de la empresa Difuso, que elabora la propaganda del actual gobierno de Nicaragua.