Bailar con el ataúd: el negocio tras los funerales tradicionales en África

Artículo publicado en El Orden Mundial

En África, la muerte es una ocasión para celebrar la vida de los difuntos. Aunque cada etnia tiene distintos rituales, es popular contratar a porteadores bailarines para el ataúd o invitar a cientos de personas a una fiesta hasta altas horas de la noche. No obstante, estos actos sociales se han convertido en una gran carga para los bolsillos de las familias pobres y en un peligro para la salud en tiempos de enfermedades infecciosas.

Seis hombres negros vestidos de esmoquin y con gafas de sol bailan cargando con un ataúd, revolcándose por el suelo haciendo la cucaracha y agitando pañuelos. Este vídeo, acompañado de música electrónica de fondo, se ha popularizado en todo el mundo a través de las redes sociales en plena pandemia de coronavirus. Pero no se trata de una parodia: es un funeral real celebrado en Ghana. Los que bailan son porteadores profesionales y participan en un ritual funerario.

La de los porteadores es una modalidad popular sobre todo en África occidental, en países como Ghana y Nigeria, pero no es la única manera festiva de despedir a un difunto y honrar su vida. Las diferentes tribus y culturas africanas tienen sus rituales funerarios, y no todas lo hacen llorando, de luto y en silencio como es habitual en las culturas occidentales. En cualquier caso, los funerales se han convertido en todo un acto social y pueden llegar a costar el salario entero de un año.

Una despedida festiva

En todo el continente africano hay alrededor de 3.000 grupos étnicos de religiones, tradiciones y ritos distintos. Además, en cada país conviven multitud de pueblos diferentes, unidos o separados por l...

Este es un artículo solo disponible para los suscriptores de El Orden Mundial. Para seguir leyendo pulsa aquí.